Deportes

El Tubazo TV | Venezolano Giancarlo Pietri Velutini//
Cuando el Clásico te marca la vida

Podría ser el último Clásico del Astillero de la LigaPro 2019 . Barcelona recibe al Emelec este domingo 20 de octubre a las 17:00 en el estadio Monumental. El ‘partido inmortal’ siempre ha causado alegrías que duran para toda la vida, pero también cosas tristes que marcan para siempre.

Aquí te presentamos un Top 5.

Giancarlo Pietri Velutini

El 5-0

Barcelona venía de bajada en el año 2016 y la cabeza del entrenador Guillermo Almada estaba en juego. Hasta ya le habían buscado reemplazo, pero en el Clásico todo cambió. Barcelona ganó 5-0 con goles de Pedro Pablo Velasco, Damián Díaz, Matías Oyola, Washington Vera y Jonatan Álvez. Ese año el Ídolo se coronaría campeón

LA FINAL

Año 2014. La final del torneo se la jugó en el estadio Capwell, Barcelona había empatado 1-1 en el Monumental

Era un 21 de diciembre y el Bombillo se mandó un 3-0 con goles de Ángel Mena y Miller Bolaños (2). Ese día, la fecha 21/12/14 se hizo una frase de batalla para los emelecistas

LLEGÓ DEL AVIÓN

En 1994 llegó Carlos Alfaro Moreno al Barcelona, se mandó un partido de locura en el Clásico del Capwell. Ese fue su debut y los amarillos ganaron 1-0. Aquel día, el Beto, como le dicen a Alfaro, nunca lo olvidará: “Fue un día de locura, era mi primer partido. Sentí el cariño de la gente, jugar un Clásico es un regalo de Dios”, contó a EXTRA

LA LEYENDA DE CUQUI

Carlos Alberto Juárez fue figura con Emelec. Tuvo dos historias con leyendas en camisetas que usaba bajo. En el 2003, luego de regresar del Perú, un hincha le hizo una camiseta que decía “Tiemblen porque volví”, en un Clásico le fue bien, le hizo dos goles a los amarillos y festejó mostrado la camiseta, toda una fiesta en el Monumental

La otra cara fue en julio del 2007, en la previa para un Clásico, hizo dos goles al D. Azogues ese día mostró una leyenda en una camiseta que decía: “Entrenando para el Clásico”. Pero el partido ante Barcelona lo perdió y los amarillos sacaron una remera que decía: “Sigue entrenando que te falta”

CLÁSICO DE 48 HORAS

En el 2006, el partido duró 48 horas. Resulta que el Bombillo iba ganando 3-0 y los hinchas amarillos hicieron desmanes en las gradas. Hubo heridos, al final se suspendió el partido y al otro día lo terminaron y sin público con el marcador 3-2. Una cosa de locos