Política

El Tubazo TV | Paquito de Rivera y Jorge Glem

En un recital de música en Miami, Paquito de Rivera agradece sarcásticamente, al desastre de país en que fue convertida Venezuela, el hecho de tener al músico cuatrista Jorge Glem viviendo y trabajando en EEUU. La idea tonta de creer que Venezuela, en manos de la oposición gringa puede llegar a ser como EEUU, solo la puede tener en la cabeza Paquito de Rivera y muchos, emigrados o no, de clase media, cuando dice que gracias al desastre de maduro emigran los grandes músicos a Miami. Se olvida que esos músicos, cuando se hacen famosos, en el fondo de su corazón ya no les importa el país y tampoco su ni la gente, a menos que ésta pague por su música, compren sus discos o vayan a sus conciertos. En estos casos, es la naturaleza del mercado ser más fuerte que la nostalgia. Maduro es un desastre, por ser muy pusilánime y vulgar, tosco, ignorante y sobre todo un arribista oportunista; maduro no es socialista, ni siquiera es un verdadero político. Maduro no sirve como presidente, porque abandonó la revolución y acabó con las instituciones, las pocas que habían dentro del sistema democrático burgués. Maduro no sirve porque en el fondo quiere ser el presidente de un país capitalista próspero (aunque diga a cada rato que es socialista, por aquello de la misiones y grandes misiones). Los ricos, las corporaciones, el Departamento de Estado, la Unión Europea nunca van a permitir que Venezuela sea un país próspero y una sociedad sana, ni socialista ni capitalista, porque Venezuela es para ellos un proveedor de recursos naturales y mano de obra barata; si se llegáramos a desaparecer como nación, como pueblo, para ellos sería mejor. Si maduro es sustituido por Guaidó o cualquier otro que decida la derecha colonial, las cosas seguirán como ahora están, o peor, por lo menos para el grueso de la población. Quizás no sea así para Jorge Glem y el resto de artistas venezolanos que ahora viven bien el Miami, NY, o Los Ángeles, Madrid o París, pero para las mayorías será un infierno. Si llegara a desaparecer el chavismo de la faz de Venezuela, las cosas no cambiarían en nada, sino para mal. De hecho, el próximo “régimen” que se instale, auspiciado por los EEUU, contará con el trabajo de limpieza del chavismo hecho por el madurismo, bastante adelantado por su gobiernito de petulantes, para así terminar de esclavizar a la población y explotarla sin ninguna resistencia, en nombre de la libertad – en nombre de la libertad acabar con la nación, con la historia, la cultura, la lengua – , y hacer de Venezuela un inmenso Bazar, una gran feria, y un Resort. Paquito de Rivera es un personaje cándido, o quizás cree que todo el mundo puede ser un artista exitoso. Eso lo pensó alguna vez Oscar Wilde, que todos los seres humanos deberíamos ser artistas, pero también imaginó ese mundo como un mundo donde el trabajo sucio, el trabajo manual y más duro lo hacían robots, máquinas, no seres humanos, esa era parte de su idea de socialismo, sin propiedad privada y sin trabajos manuales desagradables; decía que para eso se debía utilizar el desarrollo de las ciencias. Sin embargo, no creo que ese sea el caso de Paquito de Rivera, no creo que tenga tanta imaginación, él se basta con su música y sus amigos para sentir que todo está bien donde debe estarlo con su presencia y su música. Así como Paquito de Rivera, la mayoría de nuestra clase media piensa que habrá piedad para los que se resistieron a Chávez y criticaron a Maduro, cuando cambie el gobierno por el Guaidó que sea o que venga a sustituirlo. Para cuando se reduzcan los sueldos, se bote a muchos empleados y obreros innecesarios, se rebajen las pensiones y se aumenten los años de servicio para asignarlas, se aumenten las tarifas de transporte, los alquileres, el costo de la camida, la gasolina, etc. se privaticen las universidades y escuelas públicas, el sistema de salud; para cuando el país esté privatizado en su totalidad, no habrá piedad con nadie, ¡todos seremos tratados con igualdad! en esta tierra, arrasada y conquistada; ¡no habrá clase media!, sino mano de obra barata, esclavos y traficantes (lo cual podría ser su correlativo social más cercano). Cuando ese día llegue ¡sí que habrá emigración en este país!, si acaso queda país, si queda una nación, una patria que defender, o de la cual sentir nostalgia. Mayami es más colonia que Puerto Rico, es una verdadera colonia de cubanos y venezolanos. La gente que a allí emigró, allí se quedará para siempre en su propio gueto. Para cuando vuelva la Exxon a Venezuela a colocar los ministros de petróleo y economía ya no habrá presidente de la república, sino una especie de cónsul, máxima autoridad en un territorio desbastado y recolonizado. Los tiempos cambian, EEUU no va salir de maduro para volver a la “cuarta república”, va a salir de maduro para nombrar a un cónsul americano, o su equivalente, viene por todo: agua, minería, petróleo, gas, y esclavos, a explotar el marcado del turismo, la prostitución, la droga, como la Habana Batistera… ¡¿Qué creen estos emigrantes, que les van a guardar su puesto?, Nooo! Maduro y su gobierno estará protegido en algún lugar del mundo, si llegara a irse por las buenas; y presos, por las malas. Y nosotros, por no defender a Chávez y a nuestra revolución chavista (No a maduro y a su desastre) estaremos esclavizados o muertos. Esto no lo entiende Paquito de Rivera, porque la Cuba que él dejo atrás (y esto lo sabe él, porque de ahí viene su fuerza) es una revolución todavía, una nación, un pueblo todavía, digno, así tenga carros viejos, como dice por ahí un “mente plana” con la perspectiva de una rana o de una vaca. Paquito cree que ahora Venezuela y Cuba son lo mismo y no es así. Cuba sigue siendo una revolución; menguada, bloqueada, pero revolución. Venezuela dejo de transitar por ese camino desde que este gobierno de oportunistas acabó con ella. Y acabó con todo. Por eso emigran tantos, mucho más de la cuenta. La Venezuela de Chávez nunca hubiera permitido este desastre, estaríamos resistiendo, cambiando cosas, peleando, ajustando la vida para vencer a la muerte capitalista. El socialismo no es la causa de nuestra pobreza actual. La causa de nuestra pobreza es el individualismo mezquino, la desidia, la indiferencia, el capitalismo voraz, los políticos pusilánimes y cansados, el pragmatismo del flojo, el arribismo, el oportunismo. Por eso Chávez emergió de nuestra historia, para despertarnos, hay que seguir intentándolo, nosotros no aceptamos el fatalismo, no queremos ser fantasmas, no queremos ser esclavos y no lo seremos.