Política

Manipulaban un revólver y mataron a taxista en urbanismo de la Misión Vivienda en Vargas

Hidalgo
Azulejos trasladan a Guerrero Jr. de la antesala a primera base

Y es que Hernández se encontraba junto al mecánico Alberto Morante Nieto, de 44 años, cuando a este se le escapó un disparo al parecer de manera involuntaria cuando manipulaba un revólver calibre .38 SPL que esperaba vender a la víctima

Inicialmente, los acompañantes del taxista Carlos Alberto Hernández Glod, de 34 años, que fue asesinado el pasado miércoles, habían dicho que dos sujetos en moto le habían disparado en el intercostal derecho para robarle una camioneta.

Sin embargo, la inconsistencia en la versión sumada a la investigación que habían emprendido los funcionarios del Eje contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) permitió revelar la verdad.

Y es que Hernández se encontraba junto al mecánico Alberto Morante Nieto, de 44 años, cuando a este se le escapó un disparo al parecer de manera involuntaria cuando manipulaba un revólver calibre .38 SPL que esperaba vender a la víctima.

Los hechos ocurrieron a pleno día en el estacionamiento del urbanismo Luisa Cáceres de Arismendi, perteneciente a la Misión Vivienda, en Playa Grande, parroquia Urimare.

Por esta razón fue detenido Morante y también el que le dio la pistola para negociarla, que fue identificado como José Gregorio Lujano Briceño, de 28 años.

Pese a que Carlos Alberto Hernández Glod fue llevado hasta la emergencia del hospital Periférico de Pariata, llegó sin signos vitales a causa de una herida por arma de fuego en el hemitórax derecho.