Política

El Tubazo TV | Diario de una Cuarentena: Capítulo Sesenta y Uno: Algunas alertas e indicios sobre la posible guerra biológica que pudieran estarle aplicando a Venezuela.

Hill Prados

*Desde hace algún tiempo el Reino de España no reporta cifras de la Covid-19

*JUAN MARTORANO

En esta oportunidad, espero poder pronunciarme sobre algunas necesarias alertas y de posibles indicios sobre la posible guerra biológica que pudieran estarle aplicando a Venezuela, para así poder reforzar el relato de emergencia humanitaria compleja, para así poder justificar el derrocamiento de la Revolución Bolivariana, bien sea a través de un Golpe de Estado, o bien a través de una acción armada por parte de una coalición internacional liderada por EEUU.

Pero bueno, como ya es costumbre en esta columna, no podemos dejar de recordar, como lo he venido sosteniendo en las entregas anteriores, que dentro de 126 días y si la Covid 19 lo permite, las venezolanas y los venezolanos no sólo hemos sido convocados nuevamente a ejercer una expresión de nuestra soberanía, sino que será la primera parada de todo un ciclo electoral como lo he señalado en anteriores entregas, definitorias del destino de la Revolución Bolivariana y del destino del país por lo menos por los próximos 50 años, como incluso lo señalé en declaraciones que formulé para el circuito YVKE Mundial en el día de ayer 30 de Julio de 2020. De ahí, que reitero lo expresado por mi camarada, amigo y maestro, Comandante William Izarra, debemos convertirlos en acto revolucionario y trascender el acto meramente democrático, pero de esto nos estaremos refiriendo párrafos más adelante.

Pero, retomando la dinámica que ha caracterizado esta columna, importante es recordar, que llevamos 140 días de cuarentena social y colectiva en Caracas, La Guaira, Táchira, Miranda, Cojedes, Zulia y Apure, y 1379en el resto del territorio nacional, para no perder la continuidad y dejando testimonio a la posteridad de cómo desde Venezuela sorteamos la pandemia del Covid-20, en un período histórico muy particular para la humanidad, y testimonio para las generaciones futuras. También nos encontramos culminando la semana 20 de esta contingencia desde el pasado 13 de marzo, cuando el Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, decretó el estado constitucional por alarma desde el inicio de la contingencia en Venezuela producto de la pandemia global de la Covid-19, con la llegada de los dos primeros casos al país y dos días después, se decreta la cuarentena como la he planteado en las anteriores entregas y en ésta.

Pero, no perderé la costumbre de proceder a la actualización del avance del Covid-19 a nivel mundial y en Venezuela, colocando primero a los diez países con más casos de esta pandemia, luego Venezuela y las consideraciones y reflexiones que formularemos al día de hoy.

Para el momento en que escribo esta entrega, van 18.050.014 registrados casos a nivel mundial, 2.296 casos por cada millón de habitantes, 11.346.632  personas curadas (62,86%) y 689.461 personas fallecidas (3,82%) y 6.013.921 casos activos a nivel mundial.

Este es el top ten de los países con mayor número de casos de Covid-19 en el mundo:

País   Casos Casos x millón de hab. Personas recuperadas % recuperados Personas fallecidas % fallecidos EEUU 4.764.588 14.250 2.363.165 49,60 157.905 3,31 Brasil 2.708.876 12.818 1.884.051 69,55 93.616 3,46 India 1.757.393 1.287 1.149.460 65,41 37.452 2,13 Rusia 850.870 5.798 650.173 76,41 14.128 1,66 Suráfrica 503.290 8.563 342.461 68,04 8.153 1,62 México 434.193 3.430 284.847 65,60 47.452 10,93 Perú 422.183 13.139 290.835 68,89 19.408 4,60 Chile 357.658 18.718 330.507 92,41 9.533 2,67 España 335.602 6.126 150.376* 44,81* 28.445* 8,48* Irán 309.437 3.681 268.102 86,64 17.190 5,56 **Las cifras pueden ser superiores, de acuerdo a las consideraciones realizadas por este servidor en la entrega 36.

*Desde hace algún tiempo el Reino de España no reporta cifras de la Covid-19.

En el caso de la República Bolivariana de Venezuela, hasta el sábado 01 de agosto de 2020  tenemos 19.443 casos registrados, 603 casos por cada millón de habitantes, 11.129 personas recuperadas (57,24%) y 169 personas fallecidas (0,87%). Lo que hace que haya 8.145 casos activos y que vienen siendo tratadas por el Gobierno Bolivariano. Ocupando el puesto 66 de más países en el mundo con más casos de Covid-19 de los 193 que están inscritos en la ONU.

Importante es de señalar que ahora el estado más afectado por la pandemia es el Distrito Capital que pasa ahora al primer lugar con 4.145 casos registrados con 39 personas fallecidas (0,94% de letalidad), Zulia en el segundo lugar con 3.150 casos registrados con 53 personas fallecidas (1,68% de letalidad) Miranda con 2.204 casos registrados con 16 personas fallecidas (0,73% de letalidad) Apure con 1.814 casos registrados, Bolívar con 1.315 casos registrados y 7 personas fallecidas (0,53% de letalidad),  Táchira con 1.304 casos registrados y 10 personas fallecidas (0,77% de letalidad) Sucre 966 casos registrados y 10 personas fallecidas (1,04% de letalidad), La Guaira con 719 casos registrados y 2 personas fallecidas (0,29% de letalidad) Aragua con 450 casos registrados y 1 persona fallecida (0,22% de letalidad), Lara 360 casos registrados y 6 personas fallecidas (1,67% de letalidad) ,  Mérida 356 casos registrados y 3 personas fallecidas (0,84% de letalidad), Carabobo con 303 casos registrados y 5 personas fallecidas (1,65% de letalidad)  Nueva Esparta 263 casos registrados, Monagas 239 casos registrados, Trujillo 178 casos registrados y 4 personas fallecidas (2,25% de letalidad), Barinas  147 casos registrados, Yaracuy 141 casos registrados y 2 personas fallecidas (1,42% de letalidad), Anzoátegui 141 casos registrados y 2 personas fallecidas (1,42% de letalidad),  Falcón 99 casos registrados y 4 personas fallecidas (4,04% de letalidad), Portuguesa con 68 casos registrados, Cojedes 64 casos registrados, Delta Amacuro 63 casos registrados, Amazonas 43 casos registrados, Guárico 38 casos registrados y 3 fallecidos (7,89% de letalidad), Los Roques 4 casos registrados, más 4 casos no asignados a ninguna entidad federal con 2 personas fallecidas (50% de letalidad).

Importante es de señalar que en los estados en los que no coloqué ni la cantidad ni el porcentaje de fallecidos es porque hasta el momento de la redacción y publicación de esta columna, no se ha registrado este ítem.

También es importante señalar que, en la medida de lo posible y paulatinamente, iré incluyendo en la medida de lo posible a las estadísticas de Venezuela, el número de personas recuperadas por estados y su correspondiente porcentaje a nivel de estados, y posteriormente y si el caso así lo amerita, el número y porcentaje de recuperados y de fallecidos por municipios, salvo el Distrito Capital que está organizado en 22 parroquias, pero que sería el equivalente a municipios.

Y aunque constituirá una herejía lo que voy a señalar, pero revisando los tuiter de 4 gobernadores de estado (empecé ayer por la letra A y revisé Amazonas, Anzoátegui, Apure y Aragua) y el único que lleva un registro estadístico no sólo de número de casos, sino de número y porcentaje de recuperados y fallecidos en su correspondiente entidad federal es el gobernador del estado Anzoátegui Antonio Barreto Sira, quien milita en el partido opositor Acción Democrática. Los gobernadores que revisé sus tuits no dan información sobre este particular, lo que a mi juicio debe llamarnos profundamente a la reflexión, pero esto será tema de otra entrega de esta columna, para poder referirnos sobre este tema con mayor detalle.

De los 8.145 casos activos en Venezuela, 6.143 vienen siendo tratados en hospitales centinela (75,42%), 1.836 en Centros Diagnósticos Integrales (CDI) con un 22,54% y 164 en clínicas privadas para un 2,01%.

De igual manera, de los 8.145 casos activos, 6.466 están sin síntomas (79,39%), 1.516 con insuficiencia respiratoria aguda leve (18,61%), 133 con insuficiencia respiratoria aguda moderada (1,63%) y 31 con insuficiencia respiratoria aguda grave (0,38%) ameritando su reclusión en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Importante es de destacar que, sin contar los espacios de El Poliedro de Caracas y otros que se están habilitando en Caracas, Venezuela cuenta a nivel nacional con un poco más de 27.000 camas hospitalarias para la atención de pacientes con Covid-19, más 4.500 camas hospitalarias de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Si esto es así, entonces estaríamos hablando de que en estos momentos con los casos activos a nivel nacional, tenemos una ocupación del 30,16% de las camas hospitalarias en Venezuela de acuerdo a las cifras oficiales, y 0,69% de la ocupación de las camas de las Unidades de Cuidados Intensivos por infección por Covid-19.

Estas cifras lo que hacen es confirmar que el gobierno se está preparando para una contingencia mayor por el incremento de los casos comunitarios y la merma de los casos importados. También de esta tendencia espero poder referirme con mayor detalle en próximas entregas.

Por los PASI hasta la fecha han retornado 75.205 connacionales, de los cuales 4.374 (5,82%) han resultado positivos a las pruebas de Covid-19, y distribuidos de la siguiente manera:

1.- Por el PASI Zulia, 8.167 connacionales (10,86% de los ingresos), con 210 casos positivos (4,80% de los casos)

2.- Por el PASI Táchira, 45.108 connacionales (59,98% de los ingresos) con 1.990 casos positivos (45,50% de los casos).

3.- Por el PASI Apure, 17.696 connacionales (23,53% de los ingresos) con 1.512 casos positivos (34,57% de los casos).

4.- Por el PASI Amazonas, 188 connacionales (0,25% de los ingresos) con 10 casos positivos (0,23% de los casos).

5.- Por el PASI Bolívar, 3.565 connacionales (4,74% de los ingresos) con 508 casos positivos (11,61% de los casos).

6.- Por el PASI Lara, 90 connacionales (0,12% de los ingresos) con 19 casos positivos (0,43% de los casos).

7.- Por el PASI Nueva Esparta, 82 connacionales (0,11% de los ingresos) con 2 casos positivos (0,05% de los casos).

8.- Por el PASI La Guaira, 300 connacionales (0,40% de los ingresos) con 121 casos positivos (2,77% de los casos).

Del mismo modo, cabe destacar que hasta la fecha, Venezuela ha realizado 1.545.895 pruebas de despistaje de Covid-19, lo que da una cifra de 51.530 pruebas por millón de habitantes, lo que ubica a nuestro país en los primeros lugares en este ítem en el mundo.

Pero, sin más preámbulos, entremos en materia en lo concerniente a los temas fundamentales que quiero abordar en esta entrega del Diario de Cuarentena.

Indudablemente, profunda preocupación han causado los tres últimos días, donde se han registrado la mayor cantidad de casos desde que inició la contingencia de la pandemia de la Covid-19 en Venezuela (701, 715 y 869 en los últimos tres días), siendo el 1 de agosto, en el día 139, el que más casos se han registrado desde que se lleva este registro en nuestro país.

Como en otras oportunidades el propio Primer Mandatario Nacional ha señalado sobre el plan que Colombia y Brasil, cumpliendo instrucciones de la administración Trump de EEUU han venido cumpliendo para el reforzar el relato de emergencia humanitaria compleja, para así justificar las salidas de fuerza en contra de la Revolución Bolivariana y el gobierno encabezado por Nicolás Maduro.

Realmente es muy lamentable que los gobiernos de Colombia y Brasil, hayan ideologizado y politizado el tema de la pandemia y no hayan establecido las debidas coordinaciones con el gobierno venezolano, a los fines de tener un mayor control de la pandemia en nuestros países y que no se registrará este incremento desmesurado y desproporcionado de casos en nuestros países.

Peor aún, se fomenta incluso el paso de ciudadanos venezolanos y de otras nacionalidades de manera ilegal a territorio venezolano, para evadir los controles y el cerco epidemiológico que se había establecido de manera exitosa por parte del Gobierno Bolivariano desde el mes de marzo hasta la primera quincena de mayo, cuando se comenzaron a incrementar y a disparar el número de casos en el país.

Primero la tendencia de mayo a junio fue el incremento de casos por el ingreso de connacionales a territorio venezolano por los PASI. O por lo menos ese fue el argumento empleado por nuestro gobierno. Pero en junio se señaló el argumento de la entrada de ciudadanos venezolanos por pasos ilegales (“trochas”) por parte de los denominados “trocheros”.

Ahora, desde la segunda quincena del mes de julio si la memoria no me falla, hasta la fecha, la tendencia de registro de casos importados superiores a casos comunitarios se ha revertido totalmente. Ahora estamos observando en los partes que da la Comisión Presidencial para el Seguimiento y Prevención de la Covid-19, que se registran e incluso incrementan los casos comunitarios y son menores e incluso disminuyen los denominados casos importados.

Por ello, es lamentable que los gobiernos de Colombia y Brasil se presten a estos planes desestabilizadores contra el Gobierno venezolano, y con un fin tan deleznable y ruin como lo es el tema de la salud de los venezolanos y venezolanas.

En entrevista que concedí al portal web VTactual, y al excelente periodista Randolph Borges, de hace aproximadamente dos semanas, le señalé sobre la posibilidad de que Venezuela estuviese siendo objeto de acciones de Guerra Biológica. Esto no es cuento ni ciencia ficción, es tan real como el respirar, y referencias tenemos muchas (Cuba, Vietnam, Laos, entre otros).

En el caso de Cuba revolucionaria, cité la perdida de toda su producción porcina en 1971, el brote de dengue hemorrágico que tuvieron en octubre de 1.981 ampliamente documentado, o en el marco de la denominada “Operación Mangosta”, los sabotajes no sólo fueron en el ámbito económico, sino también con ataques biológicos para incapacitar a trabajadores azucareros o cuando en el año 1961 Cuba sufrió el virus patógeno New castle, cepa velogénica, y debió sacrificar casi todas sus aves, por sólo citar algunos ejemplos.

En mayo de 1979 un subcomité especial del Senado de Estados Unidos, en documento oficial, estableció que las armas biológicas son extremadamente adecuadas por necesitarse solo una pequeña cantidad para efectos muy nocivos. Aduce que ellos son comparables con las armas nucleares, de emplearse contra poblaciones no protegidas y cosechas. En Vitenam y Laos, miles de personas y miles de hectáreas de suelo, que todavía hoy no pueden cultivarse fueron víctimas mortales del famoso agente naranja empleado por Estados Unidos.

La participación directa de determinadas personas o funcionarios de Estados Unidos o sus mercenarios a sueldo; la relación de la aparición inexplicable del hecho en cercanías de corredores aéreos internacionales; los indicios dejados por personas sospechosas durante la ejecución de la primera etapa de acción, y que guardan una correspondencia directa con el fenómeno detectado; la dependencia directa de determinados hechos con los intereses de espionaje de la CIA (Agencia Central de Inteligencia) estadounidense, son los factores que han confirmado las acciones bioterroristas de los «servicios especiales» estadounidenses.

Las acciones de carácter bioterrorista no sólo dejan al pueblo afectado consecuencias de carácter material, sino también de carácter psicológico.

Pero no es menos cierto también que probar la ocurrencia de un ataque por armas biológicas resulta muy difícil, ya que los organismos causantes están en la naturaleza de todas formas, y si estos son enviados clandestinamente, se podría discutir que la situación es el resultado de una epidemia espontánea. La efectividad de ataques biológicos a gran escala contra poblaciones no protegidas puede compararse con el efecto de las armas nucleares.

Esto lo expresó porque también tenemos el propio caso de la muerte del Comandante Hugo Chávez, donde varias personas, y entre esas me incluyó y escribí al respecto, sostenemos que el Comandante Inolvidable fue objeto de una acción de magnicidio bacteriológico con la inoculación o irradiación del cáncer que lo condujo a su fatal destino. Materiales y bibliografía sobran y en otra oportunidad lo podemos comentar con mayor detalle, por lo que no resultaría descabellado que los poderes hegemónicos mundiales intenten una acción similar sobre la integridad física del Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, de su esposa, Cilia Flores, de los titulares de las ramas del Poder Público Nacional para descabezar al Estado, y miembros del Alto Mando Político y Militar de la Revolución. Hay que tener mucho cuidado y no perder de vista este tema, lo cual a mi juicio no se está haciendo ni tratando.

Pero, me permito mencionar tan sólo algunos indicios, y con ello formular algunas alertas, porque este tema da para mucho.

Por ejemplo, en wikipedia se señaló lo siguiente, que me permito transcribir textualmente, como lo hice en un grupo de discusión a través de las plataformas tecnológicas que pueden devenir en redes sociales:

« La Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales de Venezuela publicó un estimado sobre los casos de COVID-19 en mayo de 2020. El informe pronostica un número de infectados que alcanzaría un pico de 4 mil casos diarios en junio de 2020. El reporte también desestima que el número de muertes hasta la fecha es inconsistente con respecto a lo que se conoce de la epidemia. La Academia concluye que hay que incrementar el número de pruebas PCR y que es poco probable que se logre aplanar la curva epidemiológica pronto.23 151

Diosdado Cabello, vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), juzgó en su programa de televisión Con el mazo dando, a la Academia por «generar terror» y llamó a las fuerzas del orden a investigar a los científicos . La Academia respondió lo siguiente: «Nos preocupa como científicos que se nos persiga y señale por un informe técnico cuyo objetivo es el de contribuir al mejor manejo de esta pandemia».23 151  La directora de la academia explicó también que el informe había sido enviado al Ministerio de Ciencia y Tecnología y a la Asamblea Nacional antes de ser publicado, pero no recibieron respuesta.152  La Asamblea Nacional defendió a la Academia ya que «Aportar los conocimientos científicos de forma desinteresada en pro del bienestar de nuestro pueblo que sufre la peor crisis de nuestra historia, es un acto heroico que merece ser reconocido por todos los venezolanos » (Resaltado y subrayado del articulista).

Al leer este fragmento, creo que un investigador serio y responsable se formularía las siguientes preguntas:

¿No les parece demasiado casual que de mayo a junio fue cuando comenzaron a dispararse los casos? ¿O no será más bien que esta fue la manera de cómo la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales de Venezuela estaba anunciando el plan que probablemente nos están aplicando en estos momentos en el país, y ellos sean los “caballos de troya” para apuntalarlo en el país? ¿Y qué casualidad que uno de los infectados sea precisamente Diosdado, y el enfermo más afectado porque el si desarrolló síntomas? ¿Paranoia o “profecía autocumplida”? ¿O será cierto que lo denunciado por el Presidente Maduro de los bioterroristas por Colombia y Brasil por instrucción de EEUU? También llama poderosamente la atención, y con ello formuló un alerta, de que el portal web Caraota Digital, en reportaje de fecha 30 de julio de 2020, es decir, de hace tres días, señalé de que “el pico de contagios por Coronavirus en Mérida” será en agosto.

De acuerdo a este trabajo “periodístico”, se indica que “el pico más alto e contagios por coronavirus pudiera registrarse a partir del 18 de agosto en el estado Mérida, según las proyecciones realizadas por el Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (Iahula)”.

El link completo de esa información se puede leer a través del siguiente enlace: https://caraotadigital.org/nacionales/atencion-advierten-que-el-pico-de-contagios-por-coronavirus-en-merida-sera-en-agosto

Cabe destacar también que, por referencia, horas antes de que surgiera el brote de la Escuela de Beisbol en Nueva Esparta, horas antes José Manuel Olivares, quien por cierto tiene su ONG, hablaba de los primeros infectados por Covid-19 en dicha entidad federal. A mi juicio, ahí aplican las mismas preguntas que acabamos de hacer con la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales de Venezuela.

Pero, volviendo al tema de la alerta del estado Mérida, me preguntó: ¿Y qué pasará por estos días que en Mérida dijeron que el pico de la pandemia será el 18 de agosto?

Pues la respuesta me la suministró un camarada, que me indicó lo siguiente: Agosto es mes de vacaciones y encuentros en Mérida. Deben entrar hasta de Colombia muchos millonarios y turistas. Tenemos el encuentro de los motorizados. De seguro harán promociones para traer a supuestos turistas con sus tumbas y allí debe venir la máxima continuación, no solo de Covid. Es casi seguro que se desarrollen otras contaminaciones.

Debemos agregar en esta consideración que en el mes de agosto se abre, o abría la temporada de viajes al Pico Bolívar. Entra o entraba en funcionamiento el Teleférico de Mérida.

Así que alerta al Gobierno Nacional con estas informaciones supuestamente inocentes.

Como conclusión a todos estos señalamientos que he formulado en esta columna, es que el plan al parecer consiste en que pareciera que fuera cuestión de tiempo propiciar con el incremento del número de casos por Covid-19 en el país, el colapso de nuestro sistema de salud, para así justificar desde la activación de nuevas rondas de medidas coercitivas unilaterales como parte del estrechamiento del cerco diplomático, político, económico, comercial y financiero, hasta la posibilidad de una intervención militar de tipo “humanitaria” sobre Venezuela.

Tampoco se descarta, que el plan tenga el claro objetivo que, ante esta situación, obligar a una suspensión del proceso electoral parlamentario previsto para el 6 de diciembre de 2020.

Insisto en que me he quedado sorprendido la falta de plan por parte del Gobierno y el Estado venezolano en la preservación de sus cuadros fundamentales en la dirección del mismo, ante el despliegue de este plan.

Así que camaradas y camarados, como lo expresa una sabia conseja popular: “A comer avispas porque cigarrón atora”.

Pero, quiero formular una propuesta comunicacional que alguien me ha hecho llegar, y que va dirigido directamente al camarada Hernán Canorea, quien es uno de los colaboradores del compañero Diosdado Cabello. Mientras Diosdado se termina de recuperar (lo que haría que “Con El Mazo Dando” además de recargado regresaría amolaíto), Hernán, quien además de formación política, es un excelente comunicador, abra un espacio comunicacional similar como el excelente programa que tenía en las mañanas llamado “El Cantar De Gallos”, y saqué uno llamado (es una propuesta) “Esperando el Mazo”. Es una propuesta del poder popular ante el vacío que sin duda ha dejado el camarada Diosdado Cabello, pero mientras esperamos que él termine de recuperarse, nos hará la espera menos larga y con más paciencia.

Me disculpo si esta entrega estuvo un tanto extensa, pero era necesaria.

¡Leales Siempre! ¡Traidores Nunca!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!

* Abogado, Defensor de Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiteros y Tutiteras Socialistas.  Www.juanmartorano.blogspot.com  ,  www.juanmartorano.wordpress.com  ,  [email protected] ,  [email protected]  ,  [email protected]  , cuenta tuiter e instagram: @juanmartorano, cuenta facebook: Juan Martorano Castillo. Canal de Telegram: El Canal de Martorano.

Compartir en Whatsapp Etiquetas: Actualidad antiimperialismo Guerra Biológica Juan Martorano soberania nacional