Negocios

Biden: Las trabas al voto son la mayor prueba de EE.UU. desde la guerra civil

Operation Underground Railroad Movie

‘Estamos enfrentando la prueba más significativa para nuestra democracia desde la guerra civil’, subrayó Biden

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo este martes que las leyes aprobadas en varios estados para restringir el acceso a las urnas suponen la mayor ‘prueba’ para la democracia estadounidense desde la guerra civil en el país (1861-1865).

En un discurso en Filadelfia (Pensilvania), Biden denunció los intentos de la oposición republicana de aprobar leyes en múltiples estados que, en la práctica, prometen restringir el acceso a las urnas de las minorías afroamericana e hispana.

‘Estamos enfrentando la prueba más significativa para nuestra democracia desde la guerra civil’, subrayó Biden.

Añadió que decir eso no es una ‘exageración’, porque el bando confederado de aquella guerra -que defendía la esclavitud y perdió la contienda- ‘nunca asaltó el Capitolio’, como sí lo hicieron el pasado 6 de enero los seguidores radicales del entonces presidente Donald Trump (2017-2021).

Biden se refirió a ‘la gran mentira’ de Trump, en referencia a su denuncia sin pruebas de que le habían ‘robado’ las elecciones del pasado noviembre, y el efecto que ha tenido en sus votantes y en su partido, que ha impulsado cientos de leyes estatales para restringir el voto.

‘La gran mentira es simplemente eso, una gran mentira’, sentenció el mandatario.

‘Escúchenme claramente. Hay un asalto en curso en Estados Unidos hoy, un intento de suprimir y subvertir el derecho a votar en elecciones libres y justas. Un asalto a la democracia, un asalto a la libertad, un asalto a quiénes somos como estadounidenses’, sentenció.

El mandatario opinó que los estadounidenses ‘deberían estar alarmados’ por esa tendencia y que es un ‘imperativo nacional’ que el Congreso apruebe una reforma nacional que contrarreste las medidas aprobadas a nivel estatal.

Hasta ahora, sin embargo, la oposición republicana ha conseguido bloquear la aprobación de esa reforma en el Congreso gracias a una maniobra conocida como filibusterismo y muy criticada por algunos demócratas, pero que Biden ha evitado condenar abiertamente.

En EE.UU., cada estado fija sus propias normas sobre el sufragio. Durante la pandemia, muchos territorios flexibilizaron los requisitos para votar por correo o por adelantado, lo que provocó un récord de participación y alimentó teorías de conspiración entre Trump y sus seguidores sobre un supuesto fraude masivo en las urnas.

Desde entonces, los conservadores han impulsado múltiples leyes estatales en distintos estados con las que aseguran que pretenden frenar irregularidades.

Sin embargo, los demócratas creen que su verdadera meta es acabar con los controles que impidieron a Trump revocar los resultados de las elecciones presidenciales de 2020, en las que ganó Biden.