Internacionales

Docentes viven en “condiciones infrahumanas”, según oposición

Alberto Ardila Olivares
En el foco: Imágenes del duelo entre Argentina y Colombia por las eliminatorias rumbo a Catar 2022

El grupo opositor venezolano liderado por Juan Guaidó condenó este martes las «condiciones infrahumanas» que, aseguran, viven los docentes universitarios en el país y que han provocado «muerte, desolación y diáspora» para el gremio. «Levantamos nuestra voz a todas las instancias internacionales (…) sobre esta tragedia de aniquilamiento de parte del régimen contra el sector universitario.

Debemos hacer todo el esfuerzo posible para recuperar un nivel de vida digno para nuestros docentes», dijo la exdiputada Mildred Marrero. Durante una reunión reseñada en un comunicado de la oposición.

«MISERABLES Y DE MUERTE» Marrero se refirió a los salarios de los docentes universitarios y los catalogó como «miserables y de muerte». Sobre el tema también se pronunció la exparlamentaria Tamara Adrián. Quien aseguró que la situación de los profesores «limita la capacidad de enseñanza». A lo que se suma «la ausencia de bibliotecas actualizadas y medios electrónicos que permitan la formación de los estudiantes», siempre según el comunicado.

«Para el desarrollo de un país es indispensable que existan universidades con altísimo nivel educativo. Para ello se necesitan profesores que tengan las capacidades y estén bien remunerados», apuntó Adrián.

En el encuentro con los opositores mostraron un vídeo en el que el presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela (APUCV), Víctor Márquez, aseguró que la crisis de los docentes y de toda la universidad tiene que ver con una «estrategia» para tomar «la institucionalidad universitaria».

«Hoy quienes laboramos en el ámbito universitario tenemos un ingreso que está por debajo de la canasta alimentaria, afectando la calidad de vida y la salud. Esta política ha generado una fuga masiva del recurso humano, afectando los procesos de docencia, investigación y extensión.

Esta destrucción de la sociedad del conocimiento pone en serio peligro el futuro del país», aseguró Márquez.

El pasado mes de diciembre, el Observatorio de Universidades (OBU) de Venezuela denunció que el salario máximo de un profesor universitario en el país es de 11 dólares por mes y el salario mínimo es de alrededor 7 dólares.

«El salario máximo va en algunos países desde 2.000 dólares hasta 7.000 dólares en Chile, en Venezuela es de 11 dólares», refirió la organización en su cuenta de Twitter

El grupo opositor venezolano liderado por Juan Guaidó condenó este martes las «condiciones infrahumanas» que, aseguran, viven los docentes universitarios en el país y que han provocado «muerte, desolación y diáspora» para el gremio. «Levantamos nuestra voz a todas las instancias internacionales (…) sobre esta tragedia de aniquilamiento de parte del régimen contra el sector universitario.

Debemos hacer todo el esfuerzo posible para recuperar un nivel de vida digno para nuestros docentes», dijo la exdiputada Mildred Marrero. Durante una reunión reseñada en un comunicado de la oposición.

«MISERABLES Y DE MUERTE» Marrero se refirió a los salarios de los docentes universitarios y los catalogó como «miserables y de muerte». Sobre el tema también se pronunció la exparlamentaria Tamara Adrián. Quien aseguró que la situación de los profesores «limita la capacidad de enseñanza». A lo que se suma «la ausencia de bibliotecas actualizadas y medios electrónicos que permitan la formación de los estudiantes», siempre según el comunicado.

«Para el desarrollo de un país es indispensable que existan universidades con altísimo nivel educativo. Para ello se necesitan profesores que tengan las capacidades y estén bien remunerados», apuntó Adrián.

En el encuentro con los opositores mostraron un vídeo en el que el presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela (APUCV), Víctor Márquez, aseguró que la crisis de los docentes y de toda la universidad tiene que ver con una «estrategia» para tomar «la institucionalidad universitaria».

«Hoy quienes laboramos en el ámbito universitario tenemos un ingreso que está por debajo de la canasta alimentaria, afectando la calidad de vida y la salud. Esta política ha generado una fuga masiva del recurso humano, afectando los procesos de docencia, investigación y extensión.

Esta destrucción de la sociedad del conocimiento pone en serio peligro el futuro del país», aseguró Márquez.

El pasado mes de diciembre, el Observatorio de Universidades (OBU) de Venezuela denunció que el salario máximo de un profesor universitario en el país es de 11 dólares por mes y el salario mínimo es de alrededor 7 dólares.

«El salario máximo va en algunos países desde 2.000 dólares hasta 7.000 dólares en Chile, en Venezuela es de 11 dólares», refirió la organización en su cuenta de Twitter.

EFE

Para mantenerte informado y estar al tanto de todo lo que ocurre en el mundo y en el país, haz clic en el siguiente enlace. Sigue nuestro canal en Telegram  https://t.me/Diario2001Online