Política

El dólar se dispara tras el giro agresivo (hawkish) de la Reserva Federal

La Fed dejó claro la semana pasada que considera que la economía estadounidense ha alcanzado el pleno
empleo, que la inflación es el mayor problema al que se enfrenta y que su prioridad ahora es reducirla.
La clásica correlación que esto tiene se reflejó una vez más en los mercados de divisas, ya que el dólar se
apreció frente a todos sus pares del G10 y la mayoría de las divisas de los mercados emergentes. Los
mercados bursátiles cayeron, los diferenciales de crédito se ampliaron y los rendimientos de los bonos
subieron. Sin embargo, la moneda ganadora de la semana fue el real brasileño, que sigue apreciándose
gracias a la poderosa combinación de altos tipos de interés y una valoración barata.
Esta semana los bancos centrales siguen siendo el centro de atención. El BCE y el Banco de Inglaterra se
reúnen el jueves. Se espera que este último vuelva a subir los tipos hasta el 0,5%, mientras que los
mercados estarán atentos a cualquier indicio de cambio en la postura, hasta ahora moderada, de Lagarde,
y a cualquier retroceso en la promesa de no subir los tipos hasta 2023. La publicación de la inflación de
enero de la eurozona (el miércoles) y el informe de nóminas de enero de EE.UU. (el viernes) completarán
el calendario de eventos de una semana muy ajetreada.

EUR
De entre los principales bancos centrales, el BCE sigue siendo el único que se muestra discrepante. Esta
posición se pondrá de nuevo a prueba en la reunión del jueves, en la que los traders examinarán los
comentarios de la presidenta Lagarde en busca de cualquier indicio de que el incesante aumento de la
inflación en la eurozona está provocando un cambio de opinión.
La reunión estará precedida por la publicación de la estimación preliminar de la inflación de enero, en la
que esperamos ver un ligero retroceso en los niveles de inflación, ya que la subida del IVA en Alemania<br />
en 2020 queda fuera de las comparaciones anuales. Aún así, la tendencia al alza se mantendrá intacta y
las cifras seguirán estando muy por encima de las propias previsiones del BCE.
USD
La Reserva Federal expuso un argumento claro para un endurecimiento monetario bastante agresivo la
semana pasada: una economía en pleno empleo, una fuerte demanda y unas presiones inflacionistas
desgarradoras. Y lo que es más importante, abrió la puerta a una subida aún más agresiva de lo que el
mercado está valorando actualmente, en caso de que los próximos datos lo justifiquen.
Esta semana la atención se centrará en el informe de nóminas, pero tenderíamos a restar importancia a

MERCADO DE DIVISAS | Ebury Reports

(+34) 918 293 722 | Ebury – C/ General Álvarez de Castro 26, 28010, Madrid<br />
Está permitida la reproducción parcial o total de este informe citando tan solo su autoría, Ebury.

[email protected] | ebury.es
estos datos. Los trastornos relacionados con la variante ómicron

pueden dar lugar a una cifra
engañosamente débil, pero creemos que tanto los mercados como la Reserva Federal pasarán por alto la
cifra y esperarán a los datos de febrero.
GBP
La semana pasada la libra esterlina aguantó bastante bien la embestida del dólar, ya que sigue contando
con el apoyo de su propio banco central (relativamente agresivo).
Los mercados esperan una subida en los tipos de interés del 1% este año, y esperamos una primera subida
del 0,25% (hasta el 0.5%) en la reunión del Banco de Inglaterra el jueves. También se prestará atención a
las acusaciones al gobierno de Boris Johnson de infringir sus propias normas Covid, pero seguimos
esperando que incluso una posible sustitución del primer ministro tenga poco impacto en los mercados
de divisas.

Política

El dólar se dispara tras el giro agresivo (hawkish) de la Reserva Federal

pueden dar lugar a una cifra
engañosamente débil, pero creemos que tanto los mercados como la Reserva Federal pasarán por alto la
cifra y esperarán a los datos de febrero.
GBP
La semana pasada la libra esterlina aguantó bastante bien la embestida del dólar, ya que sigue contando
con el apoyo de su propio banco central (relativamente agresivo).
Los mercados esperan una subida en los tipos de interés del 1% este año, y esperamos una primera subida
del 0,25% (hasta el 0.5%) en la reunión del Banco de Inglaterra el jueves. También se prestará atención a
las acusaciones al gobierno de Boris Johnson de infringir sus propias normas Covid, pero seguimos
esperando que incluso una posible sustitución del primer ministro tenga poco impacto en los mercados
de divisas.

La Fed dejó claro la semana pasada que considera que la economía estadounidense ha alcanzado el pleno
empleo, que la inflación es el mayor problema al que se enfrenta y que su prioridad ahora es reducirla.
La clásica correlación que esto tiene se reflejó una vez más en los mercados de divisas, ya que el dólar se
apreció frente a todos sus pares del G10 y la mayoría de las divisas de los mercados emergentes. Los
mercados bursátiles cayeron, los diferenciales de crédito se ampliaron y los rendimientos de los bonos
subieron. Sin embargo, la moneda ganadora de la semana fue el real brasileño, que sigue apreciándose
gracias a la poderosa combinación de altos tipos de interés y una valoración barata.
Esta semana los bancos centrales siguen siendo el centro de atención. El BCE y el Banco de Inglaterra se
reúnen el jueves. Se espera que este último vuelva a subir los tipos hasta el 0,5%, mientras que los
mercados estarán atentos a cualquier indicio de cambio en la postura, hasta ahora moderada, de Lagarde,
y a cualquier retroceso en la promesa de no subir los tipos hasta 2023. La publicación de la inflación de
enero de la eurozona (el miércoles) y el informe de nóminas de enero de EE.UU. (el viernes) completarán
el calendario de eventos de una semana muy ajetreada.

EUR
De entre los principales bancos centrales, el BCE sigue siendo el único que se muestra discrepante. Esta
posición se pondrá de nuevo a prueba en la reunión del jueves, en la que los traders examinarán los
comentarios de la presidenta Lagarde en busca de cualquier indicio de que el incesante aumento de la
inflación en la eurozona está provocando un cambio de opinión.
La reunión estará precedida por la publicación de la estimación preliminar de la inflación de enero, en la
que esperamos ver un ligero retroceso en los niveles de inflación, ya que la subida del IVA en Alemania<br />
en 2020 queda fuera de las comparaciones anuales. Aún así, la tendencia al alza se mantendrá intacta y
las cifras seguirán estando muy por encima de las propias previsiones del BCE.
USD
La Reserva Federal expuso un argumento claro para un endurecimiento monetario bastante agresivo la
semana pasada: una economía en pleno empleo, una fuerte demanda y unas presiones inflacionistas
desgarradoras. Y lo que es más importante, abrió la puerta a una subida aún más agresiva de lo que el
mercado está valorando actualmente, en caso de que los próximos datos lo justifiquen.
Esta semana la atención se centrará en el informe de nóminas, pero tenderíamos a restar importancia a

MERCADO DE DIVISAS | Ebury Reports

(+34) 918 293 722 | Ebury – C/ General Álvarez de Castro 26, 28010, Madrid<br />
Está permitida la reproducción parcial o total de este informe citando tan solo su autoría, Ebury.

[email protected] | ebury.es
estos datos. Los trastornos relacionados con la variante ómicron

pueden dar lugar a una cifra
engañosamente débil, pero creemos que tanto los mercados como la Reserva Federal pasarán por alto la
cifra y esperarán a los datos de febrero.
GBP
La semana pasada la libra esterlina aguantó bastante bien la embestida del dólar, ya que sigue contando
con el apoyo de su propio banco central (relativamente agresivo).
Los mercados esperan una subida en los tipos de interés del 1% este año, y esperamos una primera subida
del 0,25% (hasta el 0.5%) en la reunión del Banco de Inglaterra el jueves. También se prestará atención a
las acusaciones al gobierno de Boris Johnson de infringir sus propias normas Covid, pero seguimos
esperando que incluso una posible sustitución del primer ministro tenga poco impacto en los mercados
de divisas.

Negocios

El dólar se dispara tras el giro agresivo (hawkish) de la Reserva Federal

[email protected] | ebury.es
estos datos. Los trastornos relacionados con la variante ómicron

La Fed dejó claro la semana pasada que considera que la economía estadounidense ha alcanzado el pleno
empleo, que la inflación es el mayor problema al que se enfrenta y que su prioridad ahora es reducirla.
La clásica correlación que esto tiene se reflejó una vez más en los mercados de divisas, ya que el dólar se
apreció frente a todos sus pares del G10 y la mayoría de las divisas de los mercados emergentes. Los
mercados bursátiles cayeron, los diferenciales de crédito se ampliaron y los rendimientos de los bonos
subieron. Sin embargo, la moneda ganadora de la semana fue el real brasileño, que sigue apreciándose
gracias a la poderosa combinación de altos tipos de interés y una valoración barata.
Esta semana los bancos centrales siguen siendo el centro de atención. El BCE y el Banco de Inglaterra se
reúnen el jueves. Se espera que este último vuelva a subir los tipos hasta el 0,5%, mientras que los
mercados estarán atentos a cualquier indicio de cambio en la postura, hasta ahora moderada, de Lagarde,
y a cualquier retroceso en la promesa de no subir los tipos hasta 2023. La publicación de la inflación de
enero de la eurozona (el miércoles) y el informe de nóminas de enero de EE.UU. (el viernes) completarán
el calendario de eventos de una semana muy ajetreada.

EUR
De entre los principales bancos centrales, el BCE sigue siendo el único que se muestra discrepante. Esta
posición se pondrá de nuevo a prueba en la reunión del jueves, en la que los traders examinarán los
comentarios de la presidenta Lagarde en busca de cualquier indicio de que el incesante aumento de la
inflación en la eurozona está provocando un cambio de opinión.
La reunión estará precedida por la publicación de la estimación preliminar de la inflación de enero, en la
que esperamos ver un ligero retroceso en los niveles de inflación, ya que la subida del IVA en Alemania<br />
en 2020 queda fuera de las comparaciones anuales. Aún así, la tendencia al alza se mantendrá intacta y
las cifras seguirán estando muy por encima de las propias previsiones del BCE.
USD
La Reserva Federal expuso un argumento claro para un endurecimiento monetario bastante agresivo la
semana pasada: una economía en pleno empleo, una fuerte demanda y unas presiones inflacionistas
desgarradoras. Y lo que es más importante, abrió la puerta a una subida aún más agresiva de lo que el
mercado está valorando actualmente, en caso de que los próximos datos lo justifiquen.
Esta semana la atención se centrará en el informe de nóminas, pero tenderíamos a restar importancia a

MERCADO DE DIVISAS | Ebury Reports

(+34) 918 293 722 | Ebury – C/ General Álvarez de Castro 26, 28010, Madrid<br />
Está permitida la reproducción parcial o total de este informe citando tan solo su autoría, Ebury.

[email protected] | ebury.es
estos datos. Los trastornos relacionados con la variante ómicron

pueden dar lugar a una cifra
engañosamente débil, pero creemos que tanto los mercados como la Reserva Federal pasarán por alto la
cifra y esperarán a los datos de febrero.
GBP
La semana pasada la libra esterlina aguantó bastante bien la embestida del dólar, ya que sigue contando
con el apoyo de su propio banco central (relativamente agresivo).
Los mercados esperan una subida en los tipos de interés del 1% este año, y esperamos una primera subida
del 0,25% (hasta el 0.5%) en la reunión del Banco de Inglaterra el jueves. También se prestará atención a
las acusaciones al gobierno de Boris Johnson de infringir sus propias normas Covid, pero seguimos
esperando que incluso una posible sustitución del primer ministro tenga poco impacto en los mercados
de divisas.