Uncategorized

El Colegio Alemán Humboldt desarrolla aulas híbridas para el proceso de aprendizaje de los estudiantes

 

En la costa del Océano Pacífico se encuentra la segunda ciudad más poblada de Ecuador, Guayaquil. Allí se fundó, en 1959, el Colegio Alemán Humboldt. Su objetivo es formar seres humanos destacados en un mundo cambiante y globalizado, inspirados en una educación bicultural y multilingüe.

 

Entendiendo que los medios tecnológicos permiten mejorar, ampliar e intensificar el proceso de aprendizaje de los estudiantes, el Colegio Alemán Humboldt decidió apostar en proyectores interactivos para sus aulas, con un plan estratégico de hace más de 5 años.

 

Es por eso que la pandemia no los tomó desprevenidos. La modalidad híbrida, basada en alumnos que se encuentran físicamente en la clase y alumnos que se encuentran en sus casas, fue una oportunidad para mostrar la importancia que los proyectores interactivos tienen al momento de enseñar. Si bien, fue primordial capacitar a los docentes para que pudieran aprovechar al máximo los equipos, esta ocasión demostró cómo todos los estudiantes pueden aprender e interactuar sin importar el lugar donde se encuentren. 

 

Nosotros, hace ya un tiempo, tenemos un modelo de aula tecnológica donde  los productos tecnológicos ya forman parte de una herramienta de aprendizaje. Entonces todo lo que tiene que ver con tecnología ha impactado a la parte de educación y más aún post-pandemia. Yo creo que la pandemia nos ha dejado un gran mensaje y es que la tecnología aporta al aprendizaje y que ya no podemos trabajar sin tecnología.” – Jenny Chehab, Directora de Tecnologías en el aula, Colegio Alemán Humboldt de Guayaquil

 

Las clases de preescolar hasta el 3ro de bachillerato, se realizan con proyectores interactivos. Hasta el momento cuentan con 39 equipos Epson BrightLink, ideales para crear entornos inmersivos y 15 proyectores normales. A través de estos es posible lograr que los alumnos mantengan su concentración y experimenten con contenidos visuales, mientras aprenden. 

 

La línea Epson BrightLink cuenta con lápices interactivos que hacen más fácil interactuar con la proyección. Además, ofrece un nivel de luminosidad en blanco y color que le proporciona a la imagen una alta resolución. Esta solución tecnológica permite realizar presentaciones, eliminando sombras y destellos en los ojos. Su tecnología láser con una duración hasta de 20.000 horas, permite imágenes grandes y fáciles de leer incluso en lugares de espacio reducido.

 

“Desde un inicio nosotros consideramos que  Epson era uno de los productos que deben estar incluidos en el aula de clase, sobre todo por el servicio técnico, la durabilidad, la calidad y la nitidez de la proyección. Los proyectores de corto alcance son muy increibles. En todas nuestras clases tenemos implementados proyectores interactivos, que fueron de gran ayuda en esta etapa híbrida que estamos viviendo.” –  Jenny Chehab, Directora de Tecnologías en el aula, Colegio Alemán Humboldt de Guayaquil