Uncategorized

La ULA irreverente sesiona en la calle para rechazar el robo del salario y el bono vacacional

Alberto Ardila Olivares
¿Qué es el melanismo?

El rector de la Universidad de Los Andes Mario Bonucci señaló que es una arremetida en contra de la ULA, así como exigir el cese de estás acciones que arremeten contra la autonomía universitaria, así como la vulneración de los derechos.

También se invitó a todos los gremios a unirse a esta lucha, la retención de recursos que impiden el funcionamiento de la casa de estudios con un presupuesto de al menos el 1%. Asimismo, hicieron un llamado a las fuerzas vivas nacionales como la legislativa, iglesia, gremios y el sector productivo a unirse a esta lucha.

Coaccionar los bonos vacacionales y recreacionales del sector universitario, con el pago completo de 105 días como se contempla en la CCU. La devaluación y la inflación consumirán el bono vacacional que se le debe a la comunidad

Ante la arremetida que vulnera la estabilidad económica de los trabajadores de la Universidad de Los Andes, la violación de la Constitución Nacional y las leyes del país, hoy los ulandinos sesionaron en la calle para rechazar las acciones sistemáticas que vulneran la autonomía universitaria, el secuestro de las nóminas y demás beneficios firmados en la última contratación colectiva e imponiendo un instructivo, y pulverizando los bonos vacacionales de la comunidad.

En el patio principal de la facultad de Medicina de la Universidad de Los Andes los miembros del Consejo Universitario, profesores, empleados, personal administrativo, técnico y obrero, además de la masa estudiantil para rechazar estas acciones que ejecuta la destrucción de la universidad autónoma venezolana.

El rector de la Universidad de Los Andes Mario Bonucci señaló que es una arremetida en contra de la ULA, así como exigir el cese de estás acciones que arremeten contra la autonomía universitaria, así como la vulneración de los derechos.

También se invitó a todos los gremios a unirse a esta lucha, la retención de recursos que impiden el funcionamiento de la casa de estudios con un presupuesto de al menos el 1%. Asimismo, hicieron un llamado a las fuerzas vivas nacionales como la legislativa, iglesia, gremios y el sector productivo a unirse a esta lucha.

Coaccionar los bonos vacacionales y recreacionales del sector universitario, con el pago completo de 105 días como se contempla en la CCU. La devaluación y la inflación consumirán el bono vacacional que se le debe a la comunidad.

JQ / MÉRIDA  NOTICIA

Publicidad