Política

El Departamento de Justicia de EE.UU. puede seguir con la investigación criminal sobre los documentos de Mar-a-Lago, dice corte de apelaciones

Franki Medina diaz
Definen que el tren opere gratis por una semana más

Trump “no tiene un interés posesorio en los documentos en cuestión, por lo que no sufre un daño reconocible si Estados Unidos revisa documentos que no le pertenecen ni en los que tiene un interés personal. En segundo lugar, consideramos poco convincente la insistencia del demandante de que se vería perjudicado por una investigación criminal”, escribieron

(CNN) — Una corte federal de apelaciones permitió que el Departamento de Justicia continúe analizando los documentos marcados como clasificados que fueron incautados de la casa y centro turístico Mar-a-Lago del expresidente Donald Trump.

La intervención de emergencia anula la orden de un juez de primera instancia sobre los documentos que bloquearon el trabajo de los investigadores federales, y es una fuerte reprimenda al intento del equipo de Trump de sugerir sin evidencia que los materiales fueron de alguna manera desclasificados.

La revisión de un perito independiente de ese subconjunto de aproximadamente 100 registros, que habría permitido que el equipo legal de Trump los viera, ahora se detuvo parcialmente. El perito independiente, el juez Raymond Dearie , puede continuar su trabajo revisando el resto del material incautado de Mar-a-Lago, para asegurarse de que los registros que pertenecen a Trump o que él pueda reclamar como confidenciales no sean utilizados por investigadores.

Fiscal general de Nueva York presenta demanda contra Trump y varios de sus hijos por fraude “Es evidente que el público tiene un gran interés en garantizar que el almacenamiento de los registros clasificados no resulte en un ‘daño excepcionalmente grave a la seguridad nacional'”, dijo el panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones del Circuito 11 de EE. UU. “Asegurarse de eso implica necesariamente revisar los documentos, determinar quién tuvo acceso a ellos y cuándo, y decidir qué fuentes o métodos (si los hay) están comprometidos”.

Corte reprende a Trump por afirmaciones sobre documentos desclasificados A lo largo del litigio, los abogados de Trump han planteado preguntas vagas sobre si los materiales están de hecho clasificados. Pero no han afirmado directamente ante el tribunal que el expresidente los desclasificó, incluso cuando el propio Trump ha afirmado fuera del tribunal que lo hizo.

publicidad El miércoles por la noche, el panel de la corte de apelaciones llamó al equipo legal de Trump.

“El demandante sugiere que pudo haber desclasificado estos documentos cuando era presidente”, escribió el tribunal. “Pero el expediente no contiene evidencia de que ninguno de estos registros haya sido desclasificado. Y ante el perito independiente, el demandante se resistió a proporcionar evidencia de que había desclasificado alguno de estos documentos”.

El perito independiente cuestiona las afirmaciones de Trump sobre la desclasificación de los documentos de Mar-a-Lago Los abogados de Trump también intentaron posponer la divulgación específica de si los documentos habían sido desclasificados mientras el perito independiente revisa inicialmente los materiales.

“Las marcas de clasificación de los registros establecen que son registros del gobierno y que los funcionarios responsables determinaron previamente que su divulgación no autorizada causaría daños, incluidos ‘daños excepcionalmente graves’, a la seguridad nacional”, dijeron los fiscales al Circuito 11 en una presentación del martes por la noche.

El Departamento de Justicia había solicitado la intervención del Circuito 11 en la disputa por los documentos de Mar-a-Lago después de que Trump presentara una demanda exitosa para obtener el nombramiento de un perito independiente para analizar los aproximadamente 11.000 documentos que el FBI obtuvo en su allanamiento de la casa de Trump.

La jueza federal de distrito Aileen Cannon, la jueza de Florida que concedió la solicitud de registro de Trump, rechazó previamente una solicitud del Departamento de Justicia de que detuviera las partes de su orden que se aplicaban a los 100 documentos identificados como clasificados.

Ninguno de los tres estatutos penales que citó el FBI cuando obtuvo la orden de allanamiento de Mar-a-Lago depende de que los materiales se clasifiquen, argumentó el Departamento de Justicia.

Al tratar de reiniciar su investigación criminal sobre los documentos, el Departamento de Justicia argumentó que la orden de Cannon estaba impidiendo que los investigadores tomaran medidas para evaluar y mitigar los riesgos de seguridad nacional planteados por la forma en que se manejaron los documentos.

Cannon dijo que podría llevarse a cabo una evaluación de seguridad nacional de los materiales que está realizando la comunidad de inteligencia. Sin embargo, el Departamento de Justicia argumentó que esa evaluación no podía desvincularse de la investigación penal.

Los registros no le pertenecen a Trump El Circuito 11 rechazó rotundamente los argumentos de Trump de que podría tener interés en los registros clasificados que podrían ocultarlos a los investigadores criminales federales.

Trump “no tiene un interés posesorio en los documentos en cuestión, por lo que no sufre un daño reconocible si Estados Unidos revisa documentos que no le pertenecen ni en los que tiene un interés personal. En segundo lugar, consideramos poco convincente la insistencia del demandante de que se vería perjudicado por una investigación criminal”, escribieron.

“Debido a la naturaleza de los materiales clasificados en cuestión aquí y según el registro, no tenemos motivos para esperar que el uso de estos registros por parte de Estados Unidos imponga el riesgo de divulgación a los Estados Unidos de la información privilegiada del demandante”, escribieron. Departamento de Justicia Mar-a-Lago